En ‘Génova’ creen que el jefe del Ejecutivo no tiene credibilidad al plantear aislar a Vox tras sus pactos con Bildu y ERC

MADRID, 16 Feb. (EUROPA PRESS) –

Cargos del PP consultados por Europa Press coinciden en que Pedro Sánchez no puede dar «lecciones» para fijar un cordón sanitario a Vox cuando tiene como socios a Bildu y ERC y creen que este mensaje hay que dejarlo bien claro porque el PP no puede permitir que el jefe del Ejecutivo «marque el terreno de juego» y le «arrincone». Además, muchos de ellos ya avisan a Pablo Casado que no hace falta dar «manotazos» al partido de Santiago Abascal continuamente porque al final el PP lo necesitará para gobernar en muchas plazas.

En las filas del PP hay un intenso debate interno sobre cómo afrontar la relación con Vox, un partido que está en tendencia ascendente y todo apunta a que será clave para formar gobiernos en CCAA y Ayuntamientos tras las elecciones autonómicas y municipales previstas para mayo del año próximo.

Ante el «órdago» de Vox exigiendo «sillones desde el minuto uno» en el Gobierno de Alfonso Fernández Mañueco, las fuentes consultadas saludan que Casado haya dejado claro los límites del PP para pactar y haya subrayado que los principios del partido son sus «condiciones», como expuso rotundo ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP.

«SI ACEPTAMOS COMO ARGUMENTO EL VETO A VOX, ¿CON QUIÉN PACTAMOS?»

Eso sí, la mayoría de los cargos consultados advierten de que hay que afinar la crítica contra los de Abascal porque tampoco ayuda «dar manotazos continuos» y «enemistarse con el votante que formó parte de tu electorado» porque así no se los va a recuperar de ninguna forma.
Además, según vaticinan estas fuentes, el PP va a necesitar a Vox para llegar a futuros acuerdos en muchas CCAA y ayuntamientos y, puede que también para llegar a Moncloa.

«Si aceptamos como argumento el veto a Vox, ¿con quien piensa pactar el PP en el futuro?», se pregunta un veterano dirigente del Partido Popular, que avisa que habrá que empezar a explorar distintas fórmulas de colaboración porque el PP no puede arriesgarse a perder sus gobiernos y «regalarlos a la izquierda».

Asimismo, las fuentes consultadas subrayan que el PP no puede permitir que Sánchez lleve el discurso a su terreno como, a su entender, lleva haciendo desde este martes proponiendo a Casado romper con Vox en todos los territorios si quiere algún entendimiento con el PSOE en Castilla y León.

NO DEJAR QUE SÁNCHEZ LLEVE AL PP A SU TERRENO Y LE «ARRINCONE»

«Es una broma que Sánchez pueda hacer pactos con Podemos, Bildu o ERC pero el PP no pueda pactar con nadie. Es dejarte arrinconar», señala a Europa Press un experimentado parlamentario. «Pedro Sánchez tiene la cara de cemento armado», exclama otro. «No podemos aceptar lecciones del presidente del Gobierno con los socios que tiene», añade un cargo del partido, que insiste en que el PP no puede permitir que sea el que «marque el terreno de juego».

Igual de contundente se expresa otro parlamentario andaluz: «Yo no comulgo con los planteamientos de Vox pero ya está bien de que este partido sea el demonio y Sánchez esté gobernando con la extrema izquierda y esté blanqueando a los que dieron un golpe de Estado en Cataluña y a los amigos de los terroristas».

En este sentido, más de uno de los cargos del partido cree que Ayuso «acierta» al plantar cara a Sánchez al asegurar que al PP no le debe «importar lo que opine la izquierda» sobre sus pactos o que ella «siempre pactaría antes con el partido de Ortega Lara que con aquellos que pactan con los que lo secuestraron». «Lo que no podemos admitir es la inferioridad moral de la derecha española», señala un excolaborador de José María Aznar.

Otras fuentes consultadas creen que, si bien a corto plazo y con la vista puesta en Andalucía, al PP le perjudica un gobierno de coalición con Vox, a largo plazo sería una buena estrategia para frenar su ascenso porque el Partido Popular acabaría «comiéndoselo» como ha hecho con Ciudadanos en los gobiernos regionales.

GÉNOVA INSISTE EN LA AUTONOMÍA DE MAÑUECO PARA PACTAR

Desde la dirección nacional del PP también han reaccionado a las declaraciones de Sánchez planteando a Casado romper con Vox en todos los territorios. «Con los socios que tiene, lecciones de moderación de Sánchez, ninguna», zanjan desde ‘Génova’, que subrayan que Sánchez «no es creíble».

Las mismas fuentes destacan además que Mañueco tendrá plena autonomía para negociar los pactos tras los comicios en Castilla y León. «Teodoro García Egea no irá a Valladolid», confirman, marcando diferencias con lo que ocurrió tras las elecciones autonómicas de mayo de 2019 cuando se negociaron lo que la dirección del PP denomina los llamados ‘gobiernos de la libertad’.

En ‘Génova’ piden tranquilidad porque la negociación será larga e insisten en que Mañueco tiene «manos libres para pactar con quien quiera» siempre «dentro de los principios del Partido Popular», reiteran.

Fuente: Europa Press