GRANADA, 31 Ago. (EUROPA PRESS) –

Varias organizaciones sociales, entre ellas la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha), han solicitado al Ayuntamiento de Granada la anulación de las tres propuestas de sanción que, por 900 euros cada una, afectan a tres activistas contra el cambio climático por unas pintadas con tiza realizadas el pasado 21 de mayo en el marco de una protesta.

En una nota de prensa, han explicado que ese día, la Policía Local de Granada denunció a tres jóvenes por supuestamente «pintar en el suelo de la Plaza del Carmen y en el pebetero de la bandera situada en la Avenida de la Constitución frases reivindicativas contra el cambio climático», tal y como recoge la propuesta de sanción notificada.

Las sanciones han sido interpuestas de acuerdo con lo establecido en la ordenanza municipal de limpieza que considera como infracción grave «la realización de toda clase de pintadas en la vía pública, tanto sobre sus elementos estructurales, calzadas, aceras y mobiliario urbano, como sobre los muros y paredes exteriores de edificios».

Sin embargo, como apuntan desde Fridays For Future Granada, «las frases reivindicativas se encontraban escritas en la acera con tiza, un material tan efímero y fugaz que se borra tan solo con el caminar de los transeúntes».

Del mismo modo, fuentes del colectivo señalan que «esa acción se hacía eco de la movilización estatal convocada por múltiples asociaciones ecologistas en la que se pedía justicia climática y social para poder salir de la crisis a la que nos enfrentamos».

Tanto Stop Represión Granada como Apdhas sostienen que «la aplicación de la ordenanza, además de ser extremadamente desproporcionada, perjudica el derecho a la libertad de expresión».

Ambas organizaciones advierten que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos mantiene de forma reiterada en su jurisprudencia que «no es suficiente que exista una norma que limite el derecho a la libertad de expresión, sino que, además, dicha limitación debe responder a un fin legítimo y resultar necesaria en una sociedad democrática».

Fuente: Europa Press