BRUSELAS, 8 Mar. (EUROPA PRESS) –

La Comisión Europea se ha comprometido este martes a avanzar con rapidez en el examen sobre la posible adhesión de Ucrania, Georgia y Moldavia a la Unión Europea, tras la solicitud de los Veintisiete para evaluar sus candidaturas.

Después de que los Estados miembros enviaran tres cartas al Ejecutivo europeo, el primer paso formal para lanzar el proceso de ingreso en la UE, Bruselas ha dado acuso de recibo y ha indicado que trabajará con celeridad en el examen sobre las condiciones de cada país y su cercanía a los estándares comunitarios.

«Entendemos la importancia del paso del pueblo ucraniano así como el de Moldavia y Georgia, que desean ser parte de la UE. Forman parte de la familia europea», ha indicado una portavoz comunitaria a Europa Press, al tiempo que ha señalado que Bruselas «avanzará rápidamente en el trabajo sobre los dictámenes y colaborará estrechamente con el Consejo».

Fuentes europeas consultadas por Europa Press han señalado que el Consejo de la UE no ha dado un plazo para que la Comisión presente su dictamen, un proceso que suele llevar más de un año y que en el caso de Bosnia y Herzegovina, el último país en solicitar la adhesión a la UE, se dilató dos años y medio.

El largo proceso de ampliación no es la única traba en la aspiración ucraniana a ingresar por la vía rápida, ya que en el seno de la UE hay Estados miembros que defienden acelerar cuanto antes el procedimiento pero otros piden seguir el cauce normal. Otro elemento en la ecuación es la situación de los países de los Balcanes, que llevan más de una década embarcados en el proceso para ingresar en el bloque sin un plazo a la vista para ser miembros de pleno derecho.

La idea de un ingreso ‘exprés’ choca con el proceso de ampliación comunitario basado en el mérito, que defienden países como Alemania o Países Bajos, frente al entusiasmo mostrado por los países del este de Europa que firmaron una carta conjunta pidiendo agilizar la adhesión de Ucrania.

Para emitir la opinión técnica, Bruselas envía largos a los países con cuestionarios con miles de preguntas. Además despliega delegaciones al terreno para observar cuestiones administrativas de los países y lleva a cabo otra serie de procesos técnicos que en un contexto de guerra es prácticamente imposible realizar.

En todo caso, el dictamen no es necesario para que los Veintisiete otorguen el estatus de candidato a un tercer país, por lo que ahora todas las miradas se centran en la cumbre informal de jefes de Estado y de Gobierno de la UE de este jueves en Versalles, Francia, marcada por la situación en Ucrania.

«El proceso no se va a reinventar ahora, pero se pueden mandar otro tipo de señales», han resumido las fuentes consultadas, sobre los próximos pasos que cabe esperar para que la UE responda a las aspiraciones de Kiev.

Fuente: Europa Press