MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) –

El ministro de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, ha instado este viernes a ERC a buscar un «punto de equilibro» que permita a los independentistas apoyar la ley de Memoria Democrática impulsada por el Gobierno, y que actualmente no tiene garantizados los votos necesarios para salir adelante. Eso sí, ha vuelto a dejar claro que en ningún caso va a renegar de la Transición, y ha defendido que fue un proceso «absolutamente ejemplar».

Así lo ha puesto de manifiesto durante su comparecencia en la Comisión Constitucional del Senado, y tras recibir críticas a la mencionada ley de memoria prácticamente de todos los grupos presentes en la sala, como PP, Vox y Ciudadanos, y también ERC, Más País y el PNV, por diferentes motivos.

Bolaños ha aprovechado su respuesta al senador de ERC Josep Maria Reniu para pedirle que reconsideren su oposición a la norma y dialoguen con el Gobierno para buscar «enmiendas, transacciones y puntos de equilibrio», ya que coinciden con ellos en que se trata de una ley que aboga por que se cumpla el derecho internacional y que España deje de ser una «anomalía».

«Apoyamos la dignidad de todas las víctimas y el conocimiento de la verdad», ha defendido, antes de señalar que en la ley se garantiza «a nivel archivístico e historiográfico» que se pueda abordar un periodo histórico desde el golpe de Estado hasta la transición, para «intentar buscar la verdad».

El ministro no ha hecho referencia sin embargo a la polémica surgida por la enmienda presentada por el PSOE y Unidas Podemos sobre la ley de amnistía, y al debate jurídico que se ha abierto sobre si va a permitir o no juzgar los crímenes franquistas –mientras que los ‘morados’ defiende que sí se podrá, Bolaños ha aclarado que no cambia en nada la situación jurídica–.

RECHAZA EL REVISIONISMO DE LA TRANSICIÓN

En todo caso, Bolaños ha vuelto a claro que es un firme defensor del proceso de la Transición y ha rechazado que el Gobierno quieran hacer revisionismo de esta etapa histórica. «Supuso un modelo de convivencia, de diálogo y de negociación, que para España ha supuesto prosperidad y estabilidad. Lo que hizo la Transición es dejar atrás el periodo más negro de nuestra historia», ha afirmado, en respuesta las críticas en este caso del senador de Vox José Manuel Marín Gascón.

En su comparecencia, el ministro de la Presidencia también ha aprovechado para pedirle a Ciudadanos que vuelva a ser un partido «útil» y «de centro» para buscar acuerdos, después de que los ‘naranjas’ hayan cerrado también la puerta precisamente a apoyar esa ley de memoria.

Y al PP, le ha reprochado que critiquen la ley cuando el Gobierno de Mariano Rajoy destinó «cero euros» a las políticas de memoria y de recuperación de los restos de víctimas del golpe de Estado, la guerra civil y la dictadura.

En este punto, Bolaños ha vuelto a dejar claro, una vez más, el «compromiso absoluto» del Gobierno con la Constitución y la Transición, «como un periodo de concordia, convivencia y reencuentro». «Nos ha traído los mejores años de nuestra historia y es un ejemplo en el mundo», ha enfatizado, en respuesta a las críticas de la senadora Amelia Salanueva.

Por otra parte, el ministro ha respondido a las acusaciones del PP por los acercamientos de presos de ETA y por los pactos con Bildu –ahora que el PSE ha abierto la puerta también a sellar alianzas con la izquierda abertzale en el País Vasco–.

«Lo que estamos haciendo es aplicar la legislación penitenciaria en un momento en el que ETA no está activa. El acercamiento que llevaron a cabo con ETA activa les deslegitima», ha avisado, por un lado. Y en cuanto a los pactos, le ha sugerido a la senadora que le pregunte a su portavoz en el Senado, Javier Maroto, por su postura al respecto cuando era alcalde de Vitoria, y abogaba por el diálogo con todas las fuerzas.

Fuente: Europa Press