Sostiene que la negociación está «rota» porque el líder popular no ha aguantado la presión de la derecha más extrema

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) –

El ministro de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños ha cargado este viernes contra el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, al señalar que ya no es un interlocutor válido, porque le han «doblado el pulso», y no tiene autonomía para dirigir el PP.

Bolaños ha lanzado estas acusaciones al día siguiente de que el PP suspendiese las negociaciones para la renovación del Consejo General del Poder Judicial por la intención del Gobierno de reformar el delito de sedición para favorecer a los independentistas, según señalaron los ‘populares’ en un comunicado.

Para el ministro la negociación está «rota» porque Feijóo no ha soportado la presión y le han «doblado el pulso», «los que «mandan en el PP», según ha indicado, por lo que «se han salido con la suya» los que intentaron «torpedear» este pacto desde el principio, según ha señalado.

«Lo que ha pasado es bastante fácil de entender, el acuerdo estaba hecho, estaba listo y estaba para ser firmado, pero ha habido unas presiones enormes de la derecha mas extrema, que desde el primer momento ha querido romper ese acuerdo», ha sostenido.

Sin concretar a quien se refiere, Bolaños ha indicado que quienes ejercen estas presiones no les importa incumplir la Constitución y que han logrado doblegar al líder del PP, que «desde ayer ha perdido todo su crédito como líder de un partido moderado , europeo, pactista y constitucional», ha lanzado. Además, ha indicado que con esta ruptura empieza «el declive definitivo» de Feijóo.

HA DICHO LO MISMO EN PÚBLICO Y EN PRIVADO

Por otro lado, al ser preguntado sobre si se comprometió con el PP a no acometer la reforma del delito de sedición, como los populares indican en su comunicado, Bolaños ha respondido que han dicho «lo mismo, en público y en privado» desde hace años y que no ha habido «ninguna novedad» a este respecto en las últimas semanas y meses.

Así, ha afirmado que el Gobierno quiere que la legislación española «se adecue a la europea cuando haya una mayoría parlamentaria». En este sentido ha acusado al PP de cambiar de opinión a última hora porque, según ha indicado, en los últimos días desde Génova desvinculaban la negociación del CGPJ «a cualquier otro tipo de reforma legal».

«Esa desvinculación es pública, lo han dicho dirigentes del PP, sin embargo han cambiado de opinión, porque le doblan el pulso y no aguanta la presión», ha reiterado.

Fuente: Europa Press