/, Actualidad Económica, EL PAÍS/Black Friday 2018: cuidado con fraudes y estafas si vas a comprar ‘online’

Black Friday 2018: cuidado con fraudes y estafas si vas a comprar ‘online’

Los descuentos prenavideños del Black Friday importados desde Estados Unidos a España ya se han convertido en una tradición. Los comercios españoles empezaron a aplicar estas ofertas hace unos seis años y cada vez más consumidores aprovechan los descuentos para hacer compras online. Casi un tercio de las compras que se realizarán este año durante el Black Friday serán a través de Internet, según un estudio del buscador iAhorro. Los expertos y las autoridades recomiendan prudencia para evitar perder dinero en webs falsas y blindarse ante los estafadores.

MÁS INFORMACIÓN

Páginas web fiables

Para evitar dejarse llevar por las falsas ofertas, la Policía Nacional recomienda asegurarse de la fiabilidad de las páginas en las que se va a introducir el número de una tarjeta de crédito. Se recomienda aplicar el sentido común para discernir entre los sitios online confiables y los que pueden resultar un timo. A veces no es tan fácil: hay estafas muy sofisticadas donde la apariencia de la web es igual a la de una marca conocida, e incluso aparecen sus logotipos. Sin embargo, la dirección de la web no es exacta: cambian una letra del nombre original o le añaden alguna palabra al final. En caso de duda, recomiendan no realizar la transacción. Para saber si un sitio web es seguro, la Policía explica que hay que comprobar si aparece el icono del candado en la barra de direcciones del navegador. Se trata de un pequeño dibujo con forma de candado, normalmente azul o verde, y que se ve a la izquierda de la dirección cuando se navega por las webs de compra.

El director general de Sophos Iberia, Ricardo Maté, recomienda en una nota de prensa utilizar filtros web que directamente impiden la navegación en páginas que son conocidas por ser utilizadas para ejecutar estafas como robo de datos bancarios. También hay que tener cuidado con las aplicaciones móviles que se descargan. “A veces Google Play o Apple App Store pueden ser una puerta de acceso a los datos personales que se guardan en el móvil”, afirma Maté en el comunicado de prensa.

Cuidado con las gangas excesivas

Los expertos de Legálitas aconsejan no hacer caso de las ofertas que parecen “demasiado buenas para ser verdad, ya que es probable que no lo sean”. Advierten de que en estos días de ofertas proliferan las páginas web que buscan quedarse con datos bancarios y acceder a las tarjetas de crédito para hacer cargos no autorizados que pueden pasar desapercibidos. Por ese motivo, la Policía recomienda revisar durante estos días todos los cargos que se hagan en las cuentas bancarias personales. Además, indican que los pagos se realicen siempre a través de plataformas intermedias de pago, con saldo reducido, y establecer siempre una doble comprobación para aprobar la transacción, con un SMS por ejemplo.

Los expertos de la compañía de seguridad Sophos también advierten del peligro del typosquatting, un término que se refiere a la técnica que usan los ciberdelincuentes para aprovecharse de los errores tipográficos que cometen los usuarios al escribir en sus dispositivos móviles como smartphones o tabletas. De esta manera, redirigen a los consumidores a dominios que simulan ser legítimos, cuando no lo son y pueden tener un virus o software malicioso.

En la página de Legálitas afirman que un cliente de su despacho tramitó una compra por Internet, y tras hacer el pago, la empresa desapareció. “Hay que desconfiar de las webs que no se conocen. Si en algún momento nos piden el PIN en una compra online, se trata de una estafa. No es necesario aportar ese dato en las compras por Internet”, explican.

Otro truco que recomienda el despacho jurídico para detectar posibles fraudes durante las compras del Black Friday es comprobar que el sitio online donde se están realizando las compras tienen una dirección física a la que reclamar, además de una denominación social y el NIF del comercio. La página también debe incluir un contacto a través del servicio de atención al cliente o un servicio posventa, vía telefónica, dirección postal o un correo electrónico.

Además, las webs también deben incluir un protocolo seguro, que se envíen los datos de manera cifrada, utilizando una plataforma HTTPS que aparece en la barra del navegador. Hacer estas comprobaciones ayudará a los usuarios a evitar un fraude tipo phising, que consiste en el robo de identidad de una empresa conocida en la que los consumidores confían pero que en realidad es un impostor que intenta robar datos bancarios.

¿Seguro que hay rebaja en el precio?

Una de las consultas habituales que los clientes han hecho otros años a los abogados de Legálitas están relacionadas con descuentos falsos y publicidad engañosa. Un cliente observó que un producto tenía un día después del Black Friday el mismo precio que durante el periodo de ofertas, cuando él lo había comprado. Para estos casos, los consumidores deben conocer que la publicidad tiene que ser veraz, por lo que cualquier descuento que comunique la empresa y que posteriormente sea incumplido, puede reclamarse. Se recomienda guardar los folletos y anuncios para probar los engaños de las empresas.

Es muy importante tener en cuenta que es más fácil robar datos personales y bancarios a través de redes wifi que son públicas, por lo que es preferible evitarlas. También es aconsejable usar claves robustas, con alternancia de números, letras, mayúsculas, minúsculas y otros signos. Se recomienda usar una contraseña diferente para cada plataforma y cambiarlas de manera habitual. Sophos Iberia explica en su nota de prensa que es muy útil utilizar gestores que creen contraseñas aleatorias, que las recuerdan e introducen automáticamente. Estas herramientas son capaces de detectar cuando un sitio web es fraudulento e impedir su acceso.

Fuente: El País

By |2018-11-22T17:53:46+00:00noviembre 22nd, 2018|Actualidad de Empresas, Actualidad Económica, EL PAÍS|Comentarios desactivados en Black Friday 2018: cuidado con fraudes y estafas si vas a comprar ‘online’