MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) –

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha aprobado este jueves la declaración de emergencia para el estado de Florida tras el derrumbe de un edificio de apartamentos en Miami que ha dejado un centenar de desaparecidos y al menos un muerto, según las autoridades, si bien medios han informado de tres fallecidos.

Biden ha ordenado asistencia federal para complementar los esfuerzos estatales y locales debido a las condiciones de emergencias del inmueble de doce plantas en el barrio de Surfside, en el condado de Miami-Dade, según ha informado la Casa Blanca en un comunicado.

La acción del presidente autoriza al Departamento de Seguridad Nacional y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) a coordinar todos los esfuerzos de socorro en casos de un desastre como este.

Ello, con el propósito de «aliviar las dificultades y el sufrimiento causado por la emergencia en la población local, brindar la asistencia adecuada para los casos requeridos y medidas de emergencia para salvar vidas», así como «para disminuir o evitar la amenaza de una catástrofe en el condado de Miami-Dade».

De este modo, la FEMA tiene ahora luz verde para identificar, movilizar y proporcionar, a su discreción, el equipo y los recursos necesarios para aliviar los impactos de la emergencia, una cuestión para la que se ha nombrado a Thomas McCool como coordinador federal de las operaciones en la zona afectada.

El edificio colapsado, llamado Champlain Towers South, se derrumbó en la madrugada del jueves, cuando la mayoría de los residentes se encontraban.

Por el momento, las autoridades han informado de al menos un muerto, 35 personas rescatadas entre los escombros, entre ellas un niño, y diez heridos, de los que dos han sido trasladados al hospital. El número de muertos ascendería a tres, según ABC7.

La alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine, ha señalado que se ha localizado ya a 102 personas en buen estado, mientras 99 siguen en paradero desconocido, según ha avisado la Policía, si bien se ha recordado que algunas de estas personas podían no haberse encontrado en el inmueble durante el derrumbe.

Las labores de rescate continúan en el lugar tras haber sufrido parones a lo largo del jueves por una tormenta eléctrica, mientras las autoridades han avisado que es posible que estas operaciones duren varios días.

Entre las personas que residían en el edificio se encuentran numerosos ciudadanos latinos, entre ellos figuraría Sophia López Moreira, hermana de la primera dama de Paraguay, Silvana de López Moreira, así como otros paraguayos, además de argentinos y colombianos.

Fuente: Europa Press