Cree que si no están a la altura los próximos Presupuestos los hará Feijóo y Abascal

Demanda reformas que permiten renovar el CGPJ y superar el bloqueo «inconstitucional» del PP

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) –

La líder de Podemos, Ione Belarra, ha advertido al PSOE que el Ejecutivo progresista «se juega» la reelección en los próximos Presupuestos Generales del Estado para 2023 y tratará de convencer a su socio de que, para «cuidar la coalición», no hace falta más inversión militar sino volcarse en medidas «valientes» contra la inflación.

«O hacemos unos presupuestos a la altura de lo que está exigiendo la ciudadanía, la española, no el líder de otra potencia, o los próximos presupuestos los harán Feijóo y Abascal y, esos sí, serán violencia contra la mayoría social de nuestro país», ha advertido la titular de Derechos Sociales.

Por otro lado, ha exhortado a su socio a que, junto con los aliados parlamentarios progresistas, adopte reformas legislativas para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), secuestrado «ilegítimamente» por un PP que no va a renunciar al control del organismo para que la «derecha judicial» actúe contra las políticas progresistas.

Y es que la formación viene defendiendo en las últimas fechas la propuesta de habilitar la opción renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por mayoría absoluta, en caso de no ser posible por dos tercios de la cámara, para superar este bloqueo.

Así lo ha trasladado durante su intervención en el Consejo Ciudadano estatal de Podemos para redoblar, antes del Debate del Estado de la Nación en el Congreso, las prioridades de su organización de cara a las futuras cuentas públicas.

Todo tras una semana donde el espacio confederal ha demandado la convocatoria urgente de seguimiento del acuerdo de coalición por las diferencias por el presupuesto de Defensa y, en línea con lo manifestado el lunes, ha mostrado preocupación de que Podemos defienda en solitario las «señas de identidad» progresistas que deberían ser del conjunto del Ejecutivo.

Durante su discurso, Belarra ha defendido ante sus correligionarios que la «mejor forma de fortalecer la democracia y aspirar que sea plena» es que el actual Ejecutivo «se consolide y continúe gobernando», porque es una «conquista de la izquierda».

Eso sí, ha matizado que «cuidar la coalición y cuidar lo conseguido» requiere «no equivocar el rumbo», por lo que van a mantener su papel de «impulsar las medidas más ambiciosas» del Gobierno.

ESPAÑA NO NECESITA «MÁS ARMAS NI AVIONES DE COMBATE»

De esta forma, ha enfatizado que España no necesita «más armas ni aviones de combate» sino «blindar» el poder adquisitivo de las familias, crear un fondo de 10.000 millones para mejorar la sanidad y la educación pública, un abono transporte de 10 euros, derogar ya la Ley ‘Mordaza’ y desplegar la nueva Ley de Vivienda, consciente de que el Ejecutivo se «juega su reelección» en los próximos PGE que debe ser el «hito político» que ofrezca «certezas» al país y marque el «rumbo de final de la legislatura».

Por otro lado, ha reflexionado sobre la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos de revocar el derecho constitucional al aborto evidencia que se puede «tardar poco» en perder conquistas que costaron mucho tiempo a la mayoría social y al movimiento feminista.

A su juicio, esta decisión supone un «retroceso de décadas» en materia de derechos y debe tomarse como una «advertencia» de lo que
puede suceder con la «ultraderecha» si llega al Gobierno y que otra lección de lo acaecido en Estados Unidos es que el «golpismo del siglo XXI» ya no tiene que ver con «tanques o militares», y sí «mucho» con ataques a la democracia desde el ‘lawfare’ (guerra judicial con fines políticos) y desde decisiones «aberrantes», como la tomada por la Corte Suprema americana.

Un fenómeno que «no es autóctono» de Estados Unidos, ha relatado, sino una expresión «enormemente preocupante» de la «gravísima amenaza para la democracia» que representan los «poderes reaccionarios del Estado profundo», en muchos países, entre ellos España.

«El mensaje que manda es demoledor en términos democráticos: «nos da igual que gobiernen ustedes o que gobierne quien sea, da igual lo que vote la gente, aquí se va a seguir haciendo lo que nosotros queramos», ha lanzado la líder de Podemos.

ACTUAR ANTE UN CGPJ QUE HACE POLÍTICA CONTRA EL EJECUTIVO

De esta forma, la decisión del Supremo de EEUU debe servir para entender lo que sigue haciendo la «derecha judicial» y un CGPJ «secuestrado ilegítimamente» por el PP, que hace «política cada día contra las medidas progresistas que votó la ciudadanía».

En consecuencia, ha defendido que la mayoría progresista que sostiene al Gobierno de coalición tiene la «obligación democrática de hacer lo que sea necesario a nivel legislativo para cumplir con la Constitución y renovar ya el CGPJ», porque «no se puede seguir esperando eternamente a un PP que ha demostrado, una y otra vez, que no tiene ninguna intención de renunciar por voluntad propia al control ilegítimo que mantiene sobre el gobierno de los jueces».

Es más, ha recriminado que ese bloqueo en la renovación del CGPJ estaba antes con el exlíder del PP Pablo Casado y ahora pasa lo mismo con su nuevo presidente, Alberto Núñez Feijóo no es «ni democrático ni moderado». Por tanto, esa «tolerancia infinita con quienes desprecian la democracia» puede suponer que acabe la legislatura sin cambiar la institución y que una posición «de Estado» pasará por actuar, con medidas legislativas, para acabar con este «insostenible de secuestro reaccionario del Poder Judicial en España».

Fuente: Europa Press