MADRID, 6 Dic. (EUOPA PRESS) –

La presidenta del Congreso, la socialista Mertixell Batet, ha subrayado que la Constución de 1978 no ser «bandera» de ningún partido pues la Carta Magna ampara proyectos «opuestos» entre sí, y ha querido dejar claro que todas las formaciones tienen «plena legitimidad» para participar en la actividad política y que no se debe «considerar enemigo» a los adversarios.

En su discurso del acto central del Día de la Constitución, Batet ha señalado que la fuerza de la Carta Magna radica en su «programa de convivencia», ya que en su marco hay «un amplio margen para desarrollar proyectos políticos distintos y hasta opuestos». Debe valorarse el conjunto, el acuerdo global, y no cabe desprenderse de los contenidos que resulten molestos, ni incorporar coeficientes reductores.

Y ha remarcado que los partidos no terminan su función en las elecciones, sino que son «herramientas» para llegara acuerdos». «En las cámaras están presentes distintas opciones políticas y ninguna de ellas merece la descalificación –ha señalado–. La democracia exige aceptar al otro, someter a crítica sus razones y aceptar su plena y legitima participación».

Batet también ha tenido palabras de reconocimiento del trabajo de los profesionales sanitarios, las organizaciones no gubernamentales y las Fuerzas de Seguridad en la lucha contra la pandemia del coronavirus.


529907.1.260.149.20201206125642
Vídeo de la noticia



Fuente: Europa Press