CÓRDOBA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) –

El vicesecretario general de Cs y portavoz nacional, Edmundo Bal, ha dicho este sábado que le gustaría que el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, «hable de inmigración», antes que de extranjería, y que «no le hiciera ese discursito a Vox de que los extranjeros atentan contra la soberanía nacional», todo ello ante la propuesta del Gobierno que quiere regularizar a los migrantes en situación irregular que se formen en sectores en los que no hay trabajadores.

En una atención a medios junto al cabeza de lista de Cs por Córdoba al Parlamento andaluz, Ángel Pimentel, antes de visitar el III Salón Expomarca Mujer de Córdoba, Edmundo Bal ha declarado que «decir que los extranjeros que vienen aquí a trabajar en trabajos que los españoles no quieren ocupar, que son una de las puntas de lanza del progreso económico del país y que nos diga este partido que son personas que atentan contra la soberanía nacional, es algo absolutamente inaceptable e inadmisible».

En este sentido, ha comentado que «Cs desde siempre ha dicho que hay que luchar contra las mafias que se aprovechan de los pobres inmigrantes que vienen aquí sin papeles». «Hay que luchar contra ellas y lo que hay que hacer es regular la inmigración para acoger a las personas que vienen de fuera y, sobre todo, para potenciar el progreso económico del país», ha manifestado.

No obstante, Bal ha destacadp que en su formación tienen su «propio proyecto de inmigración», que «está en fase de estudio y no se ha registrado en el Congreso de los Diputados», a través del cual quieren «establecer un visado por puntos, a imagen y semejanza de lo que sucede en otros países del entorno, y establecer visados especiales, porque también es muy importante ese tipo de visados que pretenden captar el talento que viene de fuera», algo sobre lo que «el Gobierno nunca se preocupa», ha advertido.

Así, le ha preguntado a Escrivá en relación con esta «captación del talento que viene del extranjero» si «de una vez por todas se va a hacer caso a Cs, que pretende precisamente establecer deducciones fiscales en el IRPF para que se pueda producir esto y que el Gobierno de España ha vetado en los Presupuestos Generales del Estado del año pasado y del anterior».

En este sentido, el portavoz nacional de Cs ha defendido que «la regulación de la inmigración hay que tomársela en serio», de ahí que le haya tendido la mano a Escrivá «para que aprenda de lo que ya ha estudiado Cs, de lo que ya está en un boceto, en proyecto».

En cualquier caso, ha asegurado que «se trata de una medida que no nos coge con el pie cambiado, sino que es un tema que tenemos ya en Cs muy trabajado, finalizado y a punto de poder entrar a negociar con el Gobierno, si es que el Gobierno quiere negociar», porque «principalmente se dedica a tratar de imponer unilateralmente sus criterios y pedirle a la oposición adhesiones incondicionales, que parece que no entiende lo que es la democracia», ha manifestado el representante de la formación naranja.


.1.260.149.20220604131538
Vídeo de la noticia



Fuente: Europa Press