Imagen de archivo del vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.


Imagen de archivo del vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. – EUROPA PRESS/O.CAÑAS.POOL – Europa Press

Últimas noticias sobre las elecciones adelantadas en Madrid 2021

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) –

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha convocado este miércoles elecciones anticipadas en la región para el 4 de mayo rompiendo así el Gobierno PP y Ciudadanos, tras año y medio de rifirrafes con su vicepresidente y portavoz del Ejecutivo, Ignacio Aguado, y una dura gestión de la pandemia.

La relación entre socios no fue fácil prácticamente desde el primer minuto y es que las negociaciones se extendieron de mayo a agosto. Ambos partidos necesitaban a Vox para apoyar su legislatura y Ciudadanos se negaba a aceptar algunas de sus exigencias.

Finalmente el partido, que lidera en la región Rocío Monasterio, rebajó sus peticiones y renunció a pedir la derogación de las leyes LGTBI. «Somos tres partidos diferentes pero tenemos muchas cosas en común», declaró entonces la presidenta.

Las primeras discrepancias llegaron con el nombramiento de los consejeros. La formación naranja lanzó a través de las redes sociales el hashtag #EquipoAguado, que recogía las prioridades que tenían los consejeros designados por Ciudadanos para esta nueva legislatura. Desde el PP criticaron que parecía la presentación de un Gobierno a parte al del de los ‘populares’.

A partir de ahí, fueron constantes los desacuerdos cada semana, en su mayoría relacionados con la exposición ante los medios y los anuncios que ambos partidos hacían de sus consejerías, casi siempre de espaldas a su socio de gobierno.

En noviembre hicieron un acto conjunto para celebrar sus cien días al frente del Ejecutivo. A pesar de que comparecieron juntos, Ayuso y Aguado escenificaron ese día sus discrepancias en cuanto a la relación con Vox. Además, el vicepresidente en su intervención únicamente alabó a los consejeros de su partido.

La presidenta madrileña declaraba que veía «dos gobiernos en uno», en multitud de ocasiones votaban de manera distinta en la Asamblea de Madrid y con la llegada de la pandemia, en el mes de marzo, las diferencias se hicieron aún más grandes. La competencia de Sanidad era del PP y la presidenta era quien tomaba las decisiones, en ocasiones sin informar a su vicepresidente y portavoz.

CRISIS DE LAS RESIDENCIAS

El mayor incendio se produjo debido a la crisis de las residencias de mayores, cuya competencia recaía en Políticas Sociales, consejería de Ciudadanos que dirigía Alberto Reyero. Este escribió correos electrónicos, posteriormente filtrados a los medios, al titular de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en los que denunciaba la existencia de unos protocolos que impedían derivar mayores a los hospitales.

Precisamente, desde esta Consejería se produjo un error relacionado directamente con la presidenta regional. Ayuso se hospedó durante la pandemia en una habitación de hotel cedida por la compañía Room Mate.

En medio de la polémica se filtró a los medios un contrato, dependiente del área, en el que se recogía que la Comunidad de Madrid había pagado a dicha empresa una cuantía por los hoteles que se medicalizaron a los mayores.

Fue un «error» dado que la adjudicataria era la Coordinadora del Tercer Sector por prestar los servicios sociosanitarios en el inmueble. Ayuso quiso cesar al consejero, pero Aguado lo frenó, aunque este acabo dimitiendo meses después. Se hizo entonces más sonora la posibilidad de convocar elecciones, aunque no llegó a producirse en ese momento.

En la desescalada, los anuncios a los medios volvieron a ser el foco del conflicto. Uno de ellos vino de la mano de la creación del Grupo Covid-19, que acodaron el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta en una reunión.

Dicho grupo fue encabezado por el vicepresidente y desde el PP criticaron en diversas ocasiones como Aguado quería monopolizar los contactos y se adelantaba en sus declaraciones al propio consejero de Sanidad.

PRESUPUESTOS EN EL AIRE

Al comienzo del año, Aguado y Ayuso parecían haber firmado momentáneamente la paz con la presentación de un acuerdo entre PP y Ciudadanos de cara a los Presupuestos regionales, que necesitaba el visto bueno de Vox. Nunca se desgranaron los detalles del acuerdo y su negociación con la formación de Abascal se vio interrumpida por la campaña catalana.

La semana pasada, la presidenta y la líder de Vox avanzaban la negociación, lo que escenificaron con un encuentro en la cafetería de la Asamblea de Madrid, al margen de su vicepresidente. Casi a la vez, dentro del Pleno de la Asamblea, la formación ‘naranja’ anunciaba una Ley de Igualdad sin que el PP lo supiera.

ÚLTIMA POLÉMICA

La última polémica pública entre ambos dirigentes vino a causa de unas declaraciones en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno la semana pasada del vicepresidente, quien indicó que, a su parecer, los vacunados de coronavirus deberían tener libre movilidad. El PP salió rápidamente a señalar que esto era una opinión del vicepresidente y no de la Consejería de Sanidad.

Aguado replicó después en una entrevista en radio que los socios no son «sometidos ni sumisos» y la presidenta contestó en otro medio de comunicación una hora más tarde. «Las ruedas del Consejo de Gobierno están para hablar acerca de lo que se ha expresado en ese Consejo de Gobierno», sentenció, al tiempo en el que indicó que ella no hablaba de competencias de la formación ‘naranja’.

Ya este miércoles Aguado no compareció en la rueda de prensa posterior al Consejo. Tras la moción presentada por PSOE y Ciudadanos en Murcia, Ayuso anunciaba en la reunión previa que disolvía la Cámara regional y convocaba elecciones.

Fuente: Europa Press