MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) –

La presidenta de la Asociación de Fiscales, Cristina Dexeus, ha asegurado que esperan «continuismo» en la gestión de la Fiscalía General del Estado (FGE) con el nombramiento de Álvaro García Ortiz para suceder en el cargo a Dolores Delgado tras su dimisión y ha advertido de su intervención «en algunos de los episodios oscuros» de la ya ex fiscal general del Estado.

«Aunque haya que dar un mínimo tiempo de margen hasta comprobar cómo actúa, no esperamos grandes cambios», ha señalado, a la par que ha subrayado que durante este mandato Ortiz ha sido el «‘alter ego’ de Dolores» y ha «intervenido en algunos de sus episodios oscuros».

Dexeus, que considera que el nombramiento de Delgado fue «demoledor» para la imagen de la institución al supone un ataque a los principio de neutralidad, ha vaticinado que el sustituto en el cargo, Álvaro Ortiz, va a continuar con la gestión anterior.

«Ella le ascendió a la primer categoría y le hizo jefe de una secretaría técnica que desde luego no ha trabajado para generar doctrina de la FGE, pero sí ha trabajado en beneficio de Delgado como fiscal general del Estado», ha enfatizado.

En cuanto al futuro de Delgado, ha señalado la nueva plaza de fiscal de Sala de Memoria Democrática como uno de los posibles puestos a los que aspira Dolores Delgado tras su dimisión como fiscal general del Estado este martes, tras dos años y medio de mandato, aunque ha apuntado que hay alguna otra plaza al margen de la carrera fiscal que se ha anunciado.

En una entrevista en Cope, recogida por Europa Press, Dexeus ha señalado que la salida más «obvia» para Delgado parece que ese esa fiscalía de Memoria cuyo contenido aún «desconocen» porque la nueva ley de Memoria «juega a la confusión en esta materia sobre la intervención que podría tener un fiscal de memoria cuando la investigación penal de hechos ocurridos hace tanto tiempo parece imposible por la ley de Amnistía».

Así, ha asegurado que esta sería una de las posibles salidas para Delgado a la vista de que se «abortó» la enmienda 603 de la ley concursal que «autonómicamente le premiaba con el ascenso a la primera categoría».

El Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados incluyó entre sus enmiendas a la ley concursal una que establece que si el fiscal general del Estado es miembro de la carrera fiscal, adquirirá la categoría de fiscal de Sala del Tribunal Supremo una vez sea cesado del cargo. De haber salido adelante, posibilitaría que Delgado al abandonar el cargo fuera fiscal de Sala del Supremo.

Fuente: Europa Press