MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) –

   El joven atleta español Asier Martínez se clasificó este miércoles para la final de los 110 metros vallas en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 y Marta Pérez hizo lo propio en la prueba de 1.500 metros, mientras que Aauri Bokesa y Odei Jainaga se despidieron de la cita japonesa.

Martínez volvió a causar impresión como hiciera en su serie el día anterior, siguiendo los pasos de un Orlando Ortega que causó baja de última hora por una lesión. Sin el subcampeón olímpico, España perdió una buena baza de medalla, pero el espectáculo del navarro bien merece la pena en sus primeros Juegos.

De vuelta al Estadio Olímpico de Tokio en el sexto día del atletismo, el atleta de 21 años fue tercero en la primera semifinal con 13.27, y tuvo que esperar para confirmar su pase por tiempos. Con el diploma olímpico asegurado, el navarro estará este jueves (4.55 hora peninsular) entre los mejores.

Asier será el quinto español en disputar una final olímpica de 110 vallas tras Javier Moracho (séptimo en 1980), Carlos Sala (séptimo en 1984), Jackson Quiñónez (octavo en 2012) y Orlando Ortega (subcampeón en 2016). Además, con su presencia entre los ocho mejores, se convierte en el segundo finalista nacional más joven, tras Antonio Corgos (20 años en Moscú 1980).

También logró el pase a la final del 1.500 metros femenino Marta Pérez, que firmó el duodécimo mejor tiempo de las semifinales, con el que rebajó su marca personal en tres segundos para establecer la cuarta mejor marca española de la historia en la distancia.

La soriana paró el crono en 4:01.69 para concluir quinta de su serie de ‘semis’, logrando el último billete de la tanda para la lucha por las medallas. La neerlandesa Sifan Hassan, que ya se proclamó el lunes campeona olímpica de 5.000 metros y que busca el triplete en Tokio, fue la más rápida de su ‘semi’ (4:00.23), con la keniana Faith Kipyegon liderando la tabla de tiempos (3:56.80).

Por su parte, Aauri Bokesa se despidió de sus terceros Juegos en las semifinales de los 400 metros a pesar de hacer marca personal (51.57) tras quedar octava y última en su serie. Mientras, el vasco Odei Jainaga, con mucho dolor en su hombro, se quedó fuera de la final en lanzamiento de jabalina con 73.11, lejos de sus mejores actuaciones en sus tres intentos.

UREÑA, OCTAVO EN DECATLÓN; VICENTE, DUODÉCIMA EN HEPTATLÓN

El miércoles supuso también el estreno en decatlón de Jorge Ureña y en el heptatlón de María Vicente. El campeón de Europa en pista cubierta en 2019 marcha octavo (4.310 puntos) y tendrá que pelear para alcanzar el diploma olímpico, después de ganar su serie de los 100 metros, con su mejor marca personal (10.66), sexto en longitud (7.30) y noveno en peso (13.97).

Después, fue quinto en su grupo de salto de altura con la misma marca que el cuarto (2.05), séptimo del global, y cerró el día con victoria en su serie de los 400 metros (48.00).

Por su parte, Vicente corrió los 100 metros vallas en 13.44, cuarta, y en salto de altura logró su mejor marca personal (1.77). Tras ello, fue octava en su grupo de lanzamiento de peso (12.70), decimoctava en el cómputo global.

Para finalizar la jornada, ganó con superioridad su carrera de los 200 metros con el mejor tiempo de las series (23.50), rebajando en medio segundo la marca conseguida en su récord de España de la modalidad. A sus 20 años, la catalana, la segunda española en competir en heptatlón en unos Juegos Olímpicos tras Inma Clopés, es duodécima con 3.736 puntos.

Fuente: Europa Press