Fueron multados por la Policía Local de Vitoria por conducir en dirección prohibida, pese a que atendían a las órdenes de ésta

VITORIA, 9 Sep. (EUROPA PRESS) –

El Ararteko ha recomendado al Ayuntamiento de Vitoria que deje sin efecto la sanción impuesta a varios conductores que fueron multados con 500 euros y con la retirada de seis puntos del carné por circular en sentido contrario, dado que su comportamiento respondía a las indicaciones que les había dado la propia Policía Local y el servicio de vigilancia de una carrera que se celebraba en la capital alavesa en ese momento.

El Defensor del Pueblo vasco ha realizado esta recomendación en respuesta a la queja presentada por una ciudadana afectada por esta sanción, que fue multada cuando el 9 de septiembre de 2018 se dirigía desde su domicilio hasta el aparcamiento del complejo deportivo Mendizorrotza.

La mujer, según ha informado el Ararteko en un comunicado, fue desviada de su itinerario a causa de la celebración de una carrera. En el transcurso del trayecto, fue redirigida en varias ocasiones, unas veces por la Policía Local y otras, por los servicios de vigilancia de la carrera.

La conductora alega que tras varias idas y venidas que la habían llevado a un mismo punto hasta en dos ocasiones, desembocó en las inmediaciones de Aretxabaleta. Al parecer, siguiendo las indicaciones de la Policía Local y de los servicios de vigilancia de la carrera, en un momento determinado doce automóviles, entre los que se encontraba el de esta persona, y varias motos se habían visto circulando en hilera por una vía en dirección prohibida.

ORDEN DE DESVÍO

Según el relato facilitado por el Ararteko, cuando los vehículos llegaron a una rotonda situada en la parte trasera de Mendizorrotza, se encontraron con dos agentes de la Policía Local que les ordenaron que se desviaran para entrar en la zona exterior del aparcamiento del Instituto Vasco de Educación Física. Algunos de los conductores así lo hicieron, y el resto continuó en dirección a Lasarte.

La reclamante indica que en ese momento, los agentes, «de muy malas maneras» y sin atender a sus explicaciones y al hecho «insólito» de que tantos vehículos estuvieran circulando en dirección prohibida al mismo tiempo, comunicaron verbalmente a las personas que los conducían que estaban denunciadas por ese hecho.

Ante lo inusual de la situación y el «desamparo» que sintió, la reclamante llamó al teléfono 010 para informar de lo que estaba sucediendo y planteó una serie de alegaciones al Ayuntamiento que fueron desestimadas, sin valorarlas. Además, el agente que la denunció «no le notificó la denuncia en el acto, ni tampoco posteriormente».

El Ararteko solicitó información al Ayuntamiento de Vitoria, pese a lo cual éste «no ha aportado ningún elemento que haga dudar de la versión de la reclamante». Por ello, el Defensor del Pueblo recomienda al Consistorio de Vitoria-Gasteiz que deje sin efecto la sanción y que revise las impuestas en idénticas circunstancias y por el mismo motivo a las personas que conducían los demás vehículos.

Fuente: Europa Press