BARCELONA, 8 Oct. (EUROPA PRESS) –

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, está ultimando la composición y la estructura de su Govern de ERC en solitario tras la marcha de Junts, y prevé reunir al nuevo Ejecutivo el martes por primera vez, han explicado fuentes de Presidencia a Europa Press.

Durante este sábado el presidente ha mantenido reuniones con su equipo en el Palau de la Generalitat para configurar el nuevo Ejecutivo en solitario de los republicanos, y también ha participado en la reunión extraordinaria de la Ejecutiva de ERC, en la que han analizado la nueva etapa que se abre después de la ruptura de la coalición con Junts.

Según otras fuentes del Palau de la Generalitat, la intención es tener listo el nuevo Consell Executiu entre este domingo y el lunes para poder reunirlo el martes, el día que habitualmente se reúne el Govern.

Sobre la mesa, Aragonès debe cerrar dos carpetas para definir su Ejecutivo: en primer lugar, la estructura y los departamentos que tendrá, y en segundo, los nombres que se incorporarán al Govern.

Una de las potestades del presidente es definir el número de departamentos y cómo reparte las competencias en cada cartera, por lo que podría decidir mantener la estructura actual u optar por fusionar Conselleries para reducir el número de departamentos.

La consellera de Presidencia, Laura Vilagrà, ha asegurado este mismo sábado en declaraciones a los medios que será una estructura «ágil» que debe servir para afrontar los retos y las necesidades que tiene la ciudadanía en el contexto económico y social actual, pero no ha dado más detalles.

Las fuentes ya citadas han apuntado que todavía no hay nada cerrado y que la estructura definitiva del Govern puede variar en función de la lista final de nombres de los nuevos consellers.

Ahora mismo, el Govern tiene 14 departamentos, de los cuales siete estaban en manos de Junts: Economía y Hacienda; Acción Exterior y Gobierno Abierto; Políticas Digitales y Territorio; Salud; Investigación y Universidades; Justicia, y Derechos Sociales.

Así, estas carteras esperan nuevos consellers de los cuales todavía no ha trascendido ningún nombre, aunque Vilagrà ya ha apuntado que tienen la composición del Govern «muy avanzada».

La consellera no ha dado ninguna pista sobre quién ocupará los asientos que Junts deja vacíos en el Consell Executiu pero ha defendido serán expertas en su ámbito y que algunas tienen experiencia en el ámbito público.

Sí que ha dejado claro que no se plantean la entrada de ningún otro partido en el Govern, y está por ver si se incorporarán más independientes sin carné de ERC, como es el caso de los actuales consellers de Feminismos, Tània Verge, y de Interior, Joan Ignasi Elena.

Otra de las incógnitas es si el nuevo Govern republicano tendrá vicepresidente, un cargo que ha quedado vacante desde la destitución de Jordi Puigneró, y que no es obligatorio que se mantenga.

CESE DE LOS CONSELLERS DE JUNTS

Uno de los primeros pasos que se esperan en las próximas horas es el cese de los consellers de Junts, que será efectivo cuando se publique en el Diari Oficial de la Generalitat (Dogc) cuando el presidente firme su destitución.

La consellera de Acción Exterior, Victòria Alsina, es la única consellera de Junts que no ha presentado su renuncia a Aragonès, aunque espera su cese del cargo, ya que puso su cargo a disposición del partido y tiene intención de abandonar el Govern.

Fuente: Europa Press