Pide a Sánchez «coraje y valentía» para afrontar la negociación pese a las protestas contra los indultos

VIELHA (LLEIDA), 11 Jun. (EUROPA PRESS) –

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha pedido centrar los esfuerzos en la etapa de diálogo que considera que se está abriendo con el Gobierno central, pese al «escepticismo lógico» que entiende que pueda haber.

Lo ha dicho en declaraciones a los medios en Vielha (Lleida) durante una visita a la Val d’Aran, después de la polémica de esta semana por el artículo del líder de ERC, Oriol Junqueras, en el que tachó de indeseable e inviable la vía unilateral, lo que provocó las críticas de Junts y la CUP.

Preguntado por si el Govern contempla la unilateralidad si el diálogo con el Gobierno no prospera, Aragonès ha defendido que ahora mismo hay una «oportunidad» para dialogar y negociar con el Ejecutivo de Pedro Sánchez que cree que hay que aprovechar.

«Pido a todo el mundo que dediquemos los máximos esfuerzos a que en esta etapa que abrimos podamos conseguir los objetivos más ambiciosos por parte de Catalunya», y ha insistido en que la Generalitat irá a la mesa de diálogo con las propuestas de amnistía y autodeterminación, y que el Gobierno debe poner la suya.

El jefe del Ejecutivo catalán ha sostenido que para afrontar esta etapa es necesario el máximo consenso de la sociedad catalana, y ha explicado que esto es lo que pedirá a los grupos parlamentarios la semana que viene en la ronda de contactos que mantendrá con todos las formaciones excepto con Vox.

Para él, hay una amplia mayoría en la sociedad catalana y en el Parlament a favor de que Catalunya decida su futuro democráticamente y de la libertad de los presos del 1-O, por lo que ve importante aglutinar «previamente» esta fuerza para acudir a la mesa de diálogo no solo como representantes del Govern y el independentismo, sino con el aval de una mayoría más amplia.

«Pido al conjunto del país que ahora nos dé toda la fuerza para ir a la mesa de negociación con la máxima ambición», y ha asegurado que, aunque respeta las opiniones que puedan expresar libremente el resto de formaciones, su obligación como presidente es aprovechar el diálogo porque quiere ser el presidente de toda Catalunya.

Ha advertido de que lo hará «con escepticismo lógico que pueda haber, tocando de pies en el suelo, siendo muy honestos y sabiendo que habrá muchas dificultades».

Además, después de que el secretario general de Junts, Jordi Sànchez, acusara a Junqueras de tutelar a Aragonès con su artículo, el presidente del Govern ha apuntado que a quien se somete es al Parlament porque es quien le ha investido: «Así es como actuare».

PROTESTAS CONTRA LOS INDULTOS

Sobre las protestas contra los indultos, Aragonès ha lamentado que «cada vez que hay un paso, aunque sea tímido o hipotético, en relación a Catalunya, la derecha españolista ha intentado llenar las calles y esto pasará en cualquier caso».

Ha subrayado que ante esto hay que poner convicciones democráticas, ambición y los consensos que, a su juicio, hay en Catalunya, y ha reclamado al Gobierno de Sánchez que lo afronte «con coraje y valentía», como asegura que hace el Govern.

Preguntado sobre la fecha de la reunión con Sánchez, ha recordado que los dos presidentes tienen el compromiso de celebrar el encuentro en junio y ha dicho que, si la decisión sobre los indultos afecta al calendario, es una cuestión que solo depende del Gobierno.

Fuente: Europa Press