MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) –

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, ha señalado que en sus últimos encuentros con el Rey Felipe VI en Barcelona no llegó a haber «conversaciones» y que simplemente se trató de «alguna coincidencia en el mismo lugar».

En una entrevista en La Sexta, recogida por Europa Press, Aragonés ha señalado que es «muy optimista» hablar de conversaciones, cuando le han preguntado sobre este asunto y que el contexto de unos actos «protocolarios» en el Mobile World Congress y en la recepción al presidente de la República de Corea no eran «el espacio para una conversación».

Así, ha reiterado que su posición y la del gobierno catalán, «independentista» y «republicana» es «de sobra conocida», al ser cuestionado sobre los reproches realizados por la CUP y Junts per Cataluña, su socio de Gobierno, por el encuentro con el Rey.

«Es imposible que se me reproche participar en un acto por parte de mis socios de Gobierno que también participaban» ha afirmado. En la misma línea ha recordado que en el última edición del Mobile en 2019 el entonces presidente de Cataluña Quim Torra también participó en este acto.

Así, ha señalado que junto a sus socios de Gobierno coinciden en que la defensa de los intereses «económicos, culturales y sociales» y cómo determinan su agenda, no va a estar «condicionado» por la «presencia de la Familia Real» y que donde no les van a encontrar es en «besamanos» y «actos de vasallaje» u «homenajes a la monarquía».

Fuente: Europa Press