BARCELONA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) –

   El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha defendido este lunes que el siguiente paso en la negociación con el Gobierno es reformar el delito de malversación durante la tramitación parlamentaria de la modificación del Código Penal que deroga la sedición.

   En una entrevista de RAC 1 de este lunes recogida por Europa Press, ha sostenido que en 2015 se modificó la malversación y se incorporaron aspectos que hasta ese momento no eran delito, por lo que ha apostado por «revertir esta situación» para que el 1-O no se pueda considerar malversación.

   Aragonès ha defendido que la reforma del Código Penal logra «reducir el margen de discrecionalidad» de los jueces y que ninguno de los independentistas afectados por la justicia empeora su situación.

(HABRÁ AMPLIACIÓN)

Fuente: Europa Press