Dice que el expresidente «ensucia el nombre de España» y se pregunta qué tendrá o sabrá Maduro para que «se arrastre» de esta manera

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) –

La exportavoz del Grupo Popular en el Congreso y diputada por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, ha defendido este miércoles quitar «todos sus privilegios» y «prerrogativas» al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, ya que, según ha dicho, «ensucia el nombre de España» después de que se haya convertido en «portavoz, abogado defensor y agente de una dictadura criminal».

«¿Qué tendrá o sabrá Maduro para que Zapatero se arrastre de semejante manera?», se ha preguntado Álvarez de Toledo, después de que el expresidente –que viajó a Venezuela en calidad de observador internacional en las elecciones a la Asamblea Nacional venezolana– haya pedido a la UE hacer «una reflexión serena y sosegada» sobre el no reconocimiento a las elecciones legislativas del país.

La Unión Europea ya ha admitido que no reconoce el resultado de esas elecciones legislativas al considerar que no han cumplido los estándares internacionales «mínimos» y se ha dado un plazo hasta enero para definir su relación con la Asamblea Nacional que ahora mismo dirige el presidente encargado, Juan Guaidó.

DENUNCIA LA «INDIGNIDAD» DE SU ACTUACIÓN

Álvarez de Toledo ha recordado que no es la primera vez que sostiene públicamente que Zapatero no merece ningún privilegio por la «vergüenza e indignidad de sus gestiones» en Venezuela. «Es el portavoz de la dictadura desde hace muchos años. Empezó como mediador, pasó a ser portavoz oficioso de Maduro y ahora es el agente de la dictadura asesina criminal», ha declarado a Europa Press.

En este sentido, ha insistido en que hay que «retirarle cualquier privilegio o prerrogativa asociado a su condición de expresidente del Gobierno de España». «Evidentemente no se le puede retirar el título de expresidente del Gobierno, pero no puede utilizar el nombre de España ni contar con ningún privilegio, prerrogativa o beneficio cuando está vinculado con la dictadura», ha abundado.

«ZAPATERO ENSUCIA EL NOMBRE DE ESPAÑA»

Álvarez de Toledo –que ha denunciado de forma contundente en los últimos años como periodista y como política la situación que vive Venezuela– ha subrayado que Zapatero es «portavoz oficioso» de Maduro y el «abogado defensor de la dictadura».

«Zapatero ensucia el nombre de España y el prestigio de nuestras instituciones. La democracia española no debe permitirlo», ha enfatizado, para exigir al Ejecutivo que lleve a cabo una «desvinculación nítida» del expresidente y sus posiciones «marginales» y de una «crueldad extrema» con los venezolanos.

Por todo ello, la exportavoz del Grupo Popular en el Congreso ha subrayado que el Gobierno que lidera Pedro Sánchez no puede tener en cuenta la opinión de Zapatero. A su entender, la opinión que debe tener en cuenta es la de Juan Guaidó, la de Naciones Unidas, la de los presos políticos o los ciudadanos que «sobreviven a la represión miseria» y que lo que reclaman es «su derecho a vivir en democracia y libertad».

Álvarez de Toledo ha pedido llamar a las cosas por su nombre alegando que lo que hay en Venezuela «es una dictadura». «Es una tiranía asesina que ha sembrado la miseria, la represión, la violencia y la devastación de un país», ha aseverado, para denunciar que en esa situación el expresidente haga de «defensor» de Maduro «contra los valores y ahora también las decisiones de la Unión Europea».

Fuente: Europa Press