Exteriores y PSOE minimizan los contactos con estos integrantes de un partido considerado afín a Maduro e intervenido judicialmente

MADRID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) –

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, así como varios dirigentes del PSOE, entre ellos Pilar Cancela, su secretaria en el Exterior y también secretaria de Estado de Cooperación Internacional, se han reunido en los últimos días con dos diputados venezolanos que forman parte de la Asamblea resultante de las elecciones de 2020, que España no reconoce.

Los diputados en cuestión, Oscar Ronderos y Pedro José Rojas, forman parte además de la rama paralela de Acción Democrática, resultante de la intervención de la Justicia venezolana y a los que en su país se considera como «usurpadores» y se afea su proximidad con el chavismo y el Gobierno de Nicolás Maduro.

Ronderos ha publicado en su cuenta de Twitter varias fotos de lo que el partido define en un comunicado como «importante agenda internacional» de ambos durante su paso por Madrid, con «encuentros» con Albares, así como con el secretario de Estado para Iberoamérica, Juan Fernández Trigo, y Cancela.

Asimismo, también dicen haberse reunido con el secretario de organización del PSOE, Santos Cerdán León, con el presidente de la Comisión de Exteriores del Congreso y diputado del PSOE, Pau Marí Klose, así como con el diputado Julio Navalpotro, con quienes han publicado también fotos.

Desde Exteriores, explican a Europa Press que en el caso de Albares, no hubo ningún encuentro sino que este se les encontró a las puertas del Congreso y que se hizo una foto con ellos tras comentarles estos que eran miembros de la Internacional Socialista, ya que su partido –al menos el originario– forma parte de la misma igual que el PSOE.

Por lo que se refiere al encuentro con Fernández Trigo, también rebajan su importancia, enmarcándolo en el hecho de que este fue encargado de negocios en Venezuela desde noviembre de 2020 hasta su nombramiento como secretario de Estado para Iberoamérica y por tanto mantiene contactos con personalidades de la escena política de este país.

EL PSOE RESTA IMPORTANCIA A LOS CONTACTOS

También en el PSOE han quitado relevancia a los contactos, también al mantenido por Pilar Cancela, en cuya imagen se aprecia claramente que los dos diputados venezolanos se encuentran en la sede socialista en la calle Ferraz.

En este sentido, fuentes del PSOE consultadas por Europa Press han esgrimido que los diputados venezolanos «han aprovechado para darse visibilidad y un apoyo por parte del PSOE que no es así».

Según han explicado, solicitaron «una reunión de cortesía» sobre la base de que ambos partidos comparten ideologías afines y aseguran que más que una reunión, con Cancela hubo «un saludo de unos 10 o 15 minutos durante los que hablaron del contexto general en América Latina, sin entrar en temas internos de Venezuela».

Así las cosas, las fuentes han dejado claro que el hecho de que se produjera dicho saludo no significa que el PSOE reconozca el liderazgo de esa rama de Acción Democrática, sino que aseguran que apoyan a la «dirección elegida por los cauces internos» y adelantan que también prevén una visita de la parte apoyada por la oposición.

Las fuentes del PSOE consultadas admiten que «sabían que había diferencias internas» en Acción Democrática pero reconocen que desconocían que «la confrontación llegaba hasta ese límite» y por tanto no se dio tanta «transcendencia» a lo que consideraban que era un contacto «con unos compañeros que venían a saludar».

ANTECEDENTES

En junio de 2020, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela procedió a destituir a la cúpula del partido opositor Acción Democrática (AD), liderado por Henri Ramos Allup, para poner en su lugar a una cúpula considerada más afín a las tesis del Gobierno de Nicolás Maduro.

El TSJ también dio pasos en el mismo sentido en relación a otras formaciones opositoras, que a la postre terminarían participando en las elecciones parlamentarias de diciembre de 2020 y permitiendo al régimen chavista vender la imagen de pluralidad en la contienda.

Pese a todo, la UE, y con ella España, rechazó reconocer el resultado de dichas elecciones. «La falta de pluralismo político y la forma en que
se planificaron y realizaron las elecciones, incluida la inhabilitación de los líderes de la oposición, no permiten a la UE reconocer este proceso electoral como creíble, inclusivo o transparente», señaló en una declaración el Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell.

LA INTERNACIONAL SOCIALISTA NO RECONOCE A ESTOS REPRESENTANTES DE AD

Así las cosas, el pasado fin de semana se produjo una reunión del Comité para América Latina y el Caribe de la Internacional Socialista, de la que forman parte tanto PSOE como AD.

Durante dicho encuentro se suscribió una declaración en la que se afirma que «los partidos miembros de la Internacional Socialista no reconocen a estos representante espúreos» de AD, Primero Justicia y Voluntad Popular, partidos en la misma situación.

Asimismo, se les considera «al servicio del régimen» y que «realizan gestiones ante diversos organismos internacionales y partidos políticos para ser reconocidos como autoridades legítimas de los partidos apropiados fraudulentamente».

MALESTAR DE LA ‘EMBAJADA’ DE GUAIDÓ

Los encuentros también han generado malestar en la ‘embajada’ que mantiene el autoproclamado presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó en España. Así se lo ha hecho saber a través de una carta remitida al propio Albares, a la que ha tenido acceso Europa Press.

En ella, subrayan que se trata de «usurpadores» que forman parte de una Asamblea que no reconoce el Gobierno español y que el líder del partido que representan, José Bernabé Gutiérrez, fue sancionado por la UE en febrero de 2021.

Fuente: Europa Press