MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

Al menos 44 personas han muerto y más de cien personas han resultado heridas en una estampida en la fiesta religiosa judía de Lag Baomer, en monte Merón, en el norte de Israel.

El Ministerio de Salud ha confirmado este viernes el fallecimiento de al menos 44 personas, mientras el servicio de rescate Magen David Adom (MDA) ha indicado que 38 de ellas han muerto en el lugar de los hechos.

Asimismo, ha indicado que los paramédicos han atendido a más de 150 heridos, que han sido después trasladados a hospitales de Jerusalén, Nahariya, Safed, Haifa o Tiberias. Para ello, el MDA ha trasladado al lugar seis helicópteros y decenas de ambulancias

Entre los heridos, una veintena están en estado grave, según recoge ‘The Times of Israel’.

Para atender la situación, el Ministerio de Transportes ha enviado más de 300 autobuses para que trasladen a los fieles, mientras la Policía y los soldados israelíes participan también en el rescate, recoge ‘The Jerusalem Post’.

Mientras los hospitales han abierto líneas de teléfono para que las personas puedan buscar a sus familiares posiblemente afectados, los motivos de la tragedia aún no se han concretado.

Si bien los informes iniciales han indicado que un expositor se habría derrumbado en uno de los conciertos, en el que participaban unas 100.000 personas, el servicio de rescate ha indicado que la tragedia se ha producido por una aglomeración y un «severo hacinamiento».

Por su parte, el Ejército de Israel ha señalado que el incidente se ha producido por el derrumbe de un techo.

Miles de personas judías ultraortodoxas estaban celebrando la festividad judía de Lag Baomer en la ciudad de Meron, con masivas hogueras en la ladera de la montaña y visitas a la tumba del rabino Shimon Bar Yohai. Vídeos difundidos en las redes sociales han mostrado a personas cantando, bailando y saltando. Se trata del evento más grande celebrado en el país desde que estalló la pandemia.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha calificado el incidente de «desastre terrible», mientras la Policía israelí ha abierto una investigación para aclarar los hechos.

Fuente: Europa Press