El Ministerio de Salud ha confirmado 594.326 casos acumulados y 27.663 muertes

MADRID, 24 Ago. (EUROPA PRESS) –

La Fiscalía de Perú ha confirmado este domingo que al menos once de los trece fallecidos durante una operación policial para desalojar una sala de fiestas de Lima tenían COVID-19, y a su vez 15 de los 22 detenidos también han dado positivo.

La pasada noche la Policía de Perú desplegó un operativo para desalojar una discoteca que violaba el toque de queda impuesto por las autoridades para frenar la propagación de la pandemia del nuevo coronavirus.

Los asistentes, tras verse sorprendidos por los agentes, intentaron escapar por la única puerta de ingreso del local, quedando atrapados entre esta y una escalera colindante, lo que produjo aplastamientos, asfixias y la muerte de los afectados.

La ministra de Salud de Perú, Pilar Mazzeti, ha ofrecido este domingo las instalaciones de Villa Panamericana –un complejo de viviendas y apartamentos de Lima levantado para acoger en 2019 a los deportistas de los Juegos Panamericanos–, para que las personas que han dado positivo cumplan allí su aislamiento obligatorio.

Las autoridades también han informado de que más de 50 agentes policiales que participaron en la intervención en la discoteca Thomas Restobar, situada en el distrito de Los Olivos de la capital peruana, están siendo sometidos a la prueba de detección de la COVID-19, según ha publicado varios medios peruanos.

Entre los detenidos se encuentran los responsables de la fiesta –organizadores, dueños del local, y el administrador–, quienes podrían afrontar hasta 35 años de cárcel, aunque no ha trascendido todavía si es alguno de los que han dado positivo por coronavirus.

«Pedimos una rigurosa investigación al Ministerio Público y una sanción ejemplar para los propietarios y los que han organizado este tipo de eventos, que, lamentablemente, no es el único. Hay muchos eventos de este tipo que se realizan en Lima y a nivel nacional», ha manifestado este domingo el presidente de Perú, Martín Vizcarra.

El mandatario peruano ha vuelto a apelar a la responsabilidad, como ya hiciera hace unos días cuando se dirigió a la población para anunciar que las medidas de cuarentena serían otra vez implantadas debido al último rebrote.

Ese día, Vizcarra anunciaba que se prohibían las reuniones sociales y familiares, y censuró a aquellas personas cuya irresponsabilidad, representada en «esos partiditos de fútbol y esos encuentros con bebidas alcohólicas, terminaba «con un contagio general».

Tengo diversas sensaciones y emociones como persona, como autoridad, con estas circunstancias. Obviamente tengo pena y tengo tristeza por las personas y los familiares de las personas que han perdido la vida, pero también tengo cólera e indignación por los responsables de organizar este tipo de eventos», ha dicho tras conocer la tragedia.

«Por favor, no sean irresponsables, no expongan la vida de las personas. Esas trece vidas se han podido salvar si no tuviéramos este tipo de comportamiento, ni estos empresarios negligentes», ha aseverado.

Por su parte, el Ministerio de Salud de Perú ha hecho saber en su último comunicado que se han registrado 3.706 nuevos positivos y 210 fallecidos adicionales. Hasta la fecha, hay 594.326 casos acumulados y 27.663 muertes, además de 399.357 recuperados.

Fuente: Europa Press