Finalmente serán seis empresas, y no cuatro, las que competirán por las principales líneas del AVE, coincidiendo con la liberalización del transporte de viajeros en la UE en diciembre de 2020. Adif, el gestor ferroviario encargado del concurso, informó el pasado viernes de que cuatro compañías (Renfe, SNCF, Talgo e Ilsa) habían presentado sus ofertas al vencimiento del plazo, a las 23.59.59 horas del jueves, 31 de octubre. El lunes dijo que eran seis, incluyendo las de Eco Rail y Globalvia. Adif explica lo ocurrido por “un retardo informático”.

Adif admitió ayer que aunque inicialmente informó de la recepción de cuatro ofertas, una vez realizada la interconexión de los registros con el de la Administración General del Estado (AGE) se ha confirmado la recepción de otras dos propuestas dentro del plazo fijado.

La sociedad pública que preside Isabel Pardo de Vera achaca este error en “el retraso en la recepción informática de algunas solicitudes como consecuencia del volumen de datos de los ficheros que acompañan a las mismas, lo que produce un retardo entre el momento de su presentación en el Registro Electrónico de la AGE y su recepción, a través del Sistema de Interconexión de Registros (SIR), en el Registro Electrónico de Adif AV”.

Pese a tratarse de un concurso público, Adif no comunicó ni entonces ni ahora los nombres de los candidatos, aduciendo la firma de un “acuerdo de confidencialidad”. El procedimiento ha estado salpicado de polémica por la falta de transparencia. A esta controversia se añade ahora la aparición de otros dos candidatos más de 48 horas después de cerrarse el plazo. El procedimiento dirigido por Adif contrasta con la información facilitada en otros procesos como el del Reino Unido, donde se informó paso a paso de todos los detalles de la liberalización y los concursos.

Fuente: El País