Apela a «la responsabilidad» de los bilbaínos porque «todos» deber ser «parte de la solución del problema sanitario»

BILBAO, 22 Ago. (EUROPA PRESS) –

El alcalde de Bilbao ha confiado en que, durante los días en los que se debería haber celebrado la Aste Nagusia, no sea precisa la actuación policial «por el incumplimiento de las normas», pero ha advertido a «quien pretenda algún tipo de concentración festiva» en la villa que tendrá «la sanción correspondiente». Además, ha apelado a «la responsabilidad» de los ciudadanos porque «todos» deber ser «parte de la solución del problema sanitario».

En una entrevista que este sábado publica Deia, recogida por Europa Press, Aburto ha reiterado su disconformidad con el término ‘No fiestas’ que se ha acuñado, porque «no son las no fiestas, simplemente no hay Aste Nagusia». «Hemos tomado una decisión y lo hemos hecho con tristeza y dolor, pero con una responsabilidad extraordinaria», ha dicho.

Además, ha recordado que todos los partidos municipales han apoyado esta decisión, plasmada en un acuerdo «para no autorizar ninguna actuación». «Pedimos a todos los agentes que no organicen nada. No necesitamos ninguna invitación o fomento de grupos de gente en las calles en tono festivo», ha señalado.

El alcalde de Bilbao ha criticado la actitud de las comparsas, que denunciaron que se había «sustraído a la comisión mixta de fiestas sus funciones». «No se puede mentir a la ciudadanía, y menos a través de los medios de comunicación. La concejala de Fiestas, Itziar Urtasun, se ha reunido con Bilboko Konpartsak en más de cuatro ocasiones y les ha pedido por activa y por pasiva que si tenían alguna idea, la plantearan», ha recordado.

Sin embargo, según el regidor, «no presentaron ninguna y no solo eso, de manera unilateral decidieron convocar una Aste Nahasia». «Manda narices, eso no es tener respeto a nuestra Aste Nagusia y, por si eso fuera poco, decidieron en uno de sus carteles poner a Marijaia boca abajo. Me parece de muy mal gusto», ha lamentado.

«AUTÉNTICO PROGRAMA ALTERNATIVO»

Juan María Aburto asegura que se pidió a Bilboko Konpartsak «que hicieran una reflexión y dejaran sin efecto las 24 solicitudes de actuaciones que habían hecho» porque «era un auténtico programa alternativo de fiestas». Según ha destacado, además «todos esos actos se iban a celebrar en los espacios festivos de El Arenal, el muelle de Ripa y la plaza del Arriaga».

El alcalde ha destacado que, «como muestra de buena voluntad», el Ayuntamiento decidió «suspender todo lo organizado entre el 22 y el 30 de agosto». «No celebraremos ningún acto en el espacio público, quiero dejarlo claro y, quien diga otra cosa, miente», ha advertido.

También ha aludido a la reunión mantenida con la Ertzaintza para «analizar la situación y establecer una vigilancia para los próximos nueve días», y ha afirmado que «habrá presencia policial en el recinto festivo que servirá de elemento disuasorio». «Si alguien pretende realizar algún tipo de concentración festiva, se encontrará con la sanción administrativa correspondiente», ha añadido.

Juan María Aburto ha apelado a «la responsabilidad de todas las personas» porque «todos» deber ser «parte de la solución del problema sanitario». «Ojalá no sea necesaria la actuación policial estos días por el incumplimiento de las normas», ha dicho.

Preguntado por el destino que tendrán los 15 millones de euros presupuestados para fiestas, el alcalde de la villa ha recordado que se han dirigido al programa de Bilbao Aurrera, «activado con la pandemia», y a desarrollar el programa Uda 2020, con el que «los barrios de Bilbao, en este verano tan especial, han tenido un programa cultural del que otros años carecían».

Fuente: Europa Press