El líder de Vox, Santiago Abascal, interviene en la primera jornada de la 26 edición del Debate sobre el Estado de la Nación


El líder de Vox, Santiago Abascal, interviene en la primera jornada de la 26 edición del Debate sobre el Estado de la Nación – Alberto Ortega – Europa Press

Últimas noticias de hoy del Debate del Estado de la Nación

El presidente niega gasto superfluo y el líder de Vox le acusa de crear solo empleo público y llevar al país a las «cartillas de racionamiento»

MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) –

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha denunciado las medidas del Gobierno por ser «sobornos con la excusa de garantizar la paz social» y llevar al país a la ruina y las «cartillas de racionamiento». El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha respondido negando que incurra en gasto superfluo y defendiendo su agenda social, mostrando su deseo de que este partido vuelva al «armario de la historia».

En contestación a la intervención de Abascal en el Debate del estado de la Nación, Sánchez ha afeado al líder de Vox que redujera su agenda social a «porquerías legislativas». En este sentido, ha citado leyes como la de Memoria Democrática, la de eutanasia o la interrupción voluntaria del embarazo, reivindicando el movimiento feminista o el Orgullo .

«Hay que seguir celebrando el Orgullo para devolverles a ustedes al armario de la historia», ha sostenido Sánchez, que ha rebatido la defensa de Abascal del Gobierno de PP y Vox en Castilla y León como modelo a replicar por impulsar medidas como suspender las subvenciones a sindicatos y otras organizaciones.

Sánchez ha recordado las recientes declaraciones del vicepresidente de la Junta de Castilla y León, el dirigente de Vox Juan García-Gallardo, asegurando que el déficit demográfico responde a la «hipersexualización» que olvida que la finalidad de las relaciones es «la procreación». «Hacen el ridículo de manera colosal, pero ¿de qué museo salen ustedes?», se ha preguntado el presidente, que ha acusado a Vox de ir contra las mujeres, la mitad de la población.

NO GASTO SUPERFLUO, SÍ INEFICIENCIAS

El presidente del Gobierno ha reprendido a Abascal, pero también al PP, por exigir el recorte de 60.000 millones de euros en gasto superfluo, reivindicando que «en España no hay gasto superfluo», sino que «lo que hay son ineficiencias».

Tras ironizar que una de esas ineficiencias pudieran ser las becas para estudios en colegios privados para familias con ingresos de hasta 100.000 euros en la Comunidad de Madrid, Sánchez ha reivindicado que este dato de 60.000 millones «es tan sorprendente como falso».

Así, ha asegurado que el dato procede de un estudio del Instituto de Estudios Económicos (IEE) –«un ‘think tank’ de la patronal CEOE»– a partir de «un artículo académico con muchas carencias metodológicas que acabó siendo rechazado».

«En la versión corregida, que sí fue aceptada y publicada, ya no son 60.000 millones y España no figura con un 14% por debajo de la media, sino con un 7% por encima», ha asegurado, implorando a ambos partidos a «que abandonen ya esta cantinela».

IMPUESTOS A BANCA Y ELÉCTRICAS

Abascal ha dicho que Sánchez está ya «de salida» y que «cada vez que habla sube el pan», señalando que esto es lo que ha ocurrido este mismo martes cuando ha anunciado nuevos impuestos temporales para la banca y las empresas energéticas» y, automáticamente, ha provocado el «desplome de ahorros de pequeños inversores» por la caída de la Bolsa.

Sánchez ha replicado que no entiende que Vox, si se define como un partido que defiende a las clases medias y a los obreros, no respalde un impuesto que se traduce en que estas grandes empresas «arrimen el hombro» contribuyendo en la «paz social» mediante la aportación derivada de sus beneficios extraordinarios.

Además, ha negado como sostiene Vox que estas medidas supongan llevar a la «ruina» al país, ya que tienen un coste total de 15.000 millones de euros que, según Sánchez, se detraen de la «recaudación extra» por el crecimiento económico y la mayor creación de empleo.

Entre los reproches, Vox ha citado el efecto llamada de la inmigración que no es legal o que sólo se crea empleo público, algo negado por Sánchez, así como que el Gobierno proponga bajar calefacción y aires acondicionados como respuesta a la guerra de Ucrania, al tiempo que se incremento la compra de gas ruso. Todo esto lleva a España, según Abascal, a las «cartillas de racionamiento» y a que los jóvenes reciban «migajas arrebatadas a sus padres con impuestos abusivos».

LEY DE MEMORIA DEMOCRÁTICA

El presidente de Vox ha criticado el «sectarismo» del Gobierno de Pedro Sánchez, al que ha comparado con el Frente Popular formado por los principales partidos de izquierda antes de la Guerra Civil, un conflicto al que se ha remontado para culpar al PSOE del asesinato de José Calvo Sotelo en 1936 y, acto seguido, para censurar el pacto con EH Bildu para «blanquear» a ETA en contra de la memoria de Miguel Ángel Blanco, asesinado en 1997. Además, ha puesto de ejemplo a Castilla y León por pactar la derogación de la ley de memoria histórica.

Sánchez ha reiterado su defensa de la nueva Ley de Memoria, aunque obviando las críticas por el pacto con EH Bildu. El presidente se ha centrado en la exposición de motivos, donde se defiende la Transición, la ley de amnistía y se encomienda al Estado la búsqueda de 114.000 desaparecidos durante el franquismo, más que en Colombia, Argentina o Chile. «Tenemos el deber moral con las víctimas del franquismo y espero que las Cortes Generales refrenden la ley», ha dicho.

«Ustedes representan al gran capital y no a las clases medias de este país», les ha acusado el jefe del Ejecutivo, que también ha reprochado a Vox de ser el único grupo que «no tiene la poca vergüenza» de ponerse al menos al teléfono cuando se busca el consenso. «Lamento decirle que la legislatura llegará hasta el final de 2023 y que aspiro a ganar y que ustedes sigan en la oposición», ha concluido.

Fuente: Europa Press