Vox cree que el debate les da visibilidad, confrontando su modelo con el de Sánchez, y rechaza las críticas de Génova

MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) –

El presidente de Vox, Santiago Abascal, será el encargado de defender ante el Pleno del Congreso la moción de censura contra Pedro Sánchez que protagonice el economista y político Ramón Tamames, con quien el partido lleva semanas trabajando en un discurso que confronte con el modelo del Gobierno de coalición.

Fuentes de Vox han explicado que la postura del partido la expondrá directamente su líder desde la tribuna del hemiciclo como defensor de la moción de censura. Abascal contará así con la oportunidad de realizar una intervención sin límite de tiempo antes de dar paso al candidato alternativo a la Presidencia, según contempla el Reglamento del Congreso.

En el caso de la moción de censura anterior, cuando el propio Abascal era el candidato, fue Ignacio Garriga, ahora secretario general de Vox y parlamentario en Cataluña, quien asumió su defensa como uno de los diputados firmantes de la iniciativa.

En este caso, Abascal hará un discurso que incluya las líneas prioritarias de su partido, mientras que Tamames centrará su intervención en exponer las razones que, a su juicio, evidencian la necesidad de un relevo en el Palacio de la Moncloa.

Vox lleva semanas trabajando con el economista en la preparación de la moción de censura y los puntos en los que hacer hincapié, aunque Tamames ha asegurado este jueves tener «absoluta libertad», sin vetos del partido.

La formación reivindicó el pasado mes de diciembre la necesidad de «hacer todo lo posible» para confrontar a Sánchez y así lo sigue creyendo, por lo que no coincide con el argumento del Partido Popular de que este debate reforzará al presidente del Gobierno y su Consejo de Ministros.

«Nos parece que se hace con poco respeto. España hay que tomársela un poco más serio y la política un poco más serio. Es incrementar el show parlamentario», ha denunciado este jueves el líder de los ‘populares’, Alberto Núñez Feijóo.

Frente a esto, en Vox creen que les dará la oportunidad de ganar visibilidad y de confrontar su modelo de país con el del Ejecutivo de coalición y todos sus socios, «retratando» a Sánchez ante todos los ciudadanos y también fuera de España.

LOS 52 VOTOS DE VOX, LOS ÚNICOS A FAVOR

Todo ello pese a que, previsiblemente, los únicos votos a favor vuelvan a ser los de los 52 diputados de Vox. Lo que cambiará seguramente en esta segunda moción es que ahora los de Abascal tendrán menos votos en contra, después de que Feijóo deslizara que no se opondrían y pasarían a la abstención.

Desde Vox asumen que los ataques durante el debate irán dirigidos al partido y al propio Abascal, y no tanto a Tamames como candidato, por lo que su discurso tendrá un papel protagonista y estará presente durante toda la sesión.

La moción se registrará el lunes de la próxima semana acompañada de una extensa exposición de motivos que ya recogerá las líneas principales que la sostienen. Tras ello, la iniciativa debe ser calificada por la Mesa del Congreso y su debate no será antes de mediados del mes de marzo.

Fuente: Europa Press