Anticipa ya una negociación desde el lunes en la que considera que «lo único claro» es que Vox solo hablará con el PP

   VALLADOLID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) –

   El presidente nacional de Vox, Santiago Abascal, ha cerrado este viernes en Valladolid el último mitin de la campaña para las elecciones autonómicas en Castilla y León, con un mensaje que ha apelado al orgullo por la bandera y las «raíces profundas» de España que «no se hielan», al tiempo que ha llamado a los castellanoleoneses a llenar las urnas este domingo de papeletas «rojigualdas».

   En un escenario instalado ante una abarrotada Plaza de San Pablo, en la que se han dado cita al menos 2.000 personas, Santiago Abascal se ha dirigido a a una audiencia entregada que le ha recibido con el cántico de ‘Presidente, presidente’ y ondeando las banderas de España, del partido, de las provincias de la comunidad, y de la Cruz de San Andrés, utilizada como emblema de los ejércitos imperiales durante varios siglos.

   Tras las intervenciones del portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Valladolid, de José Antonio Ortega Lara y del candidato a la Presidencia de la Junta, Juan García-Gallardo, Abascal ha arrancado su discurso mostrando el «orgullo» que ha sentido al ver «miles de personas» que han acompañado a los miembros de Vox y les han llevado «en volandas», al tiempo que sentían «la emoción» de poder gritar «viva Castilla la Vieja», volver a mencionar el Reino de León y ver ondear las banderas españolas, lo que para él son «unas raíces que nunca se hielan» y «un orgullo que nunca se apaga».

   Así lo ha dicho el líder de Vox porque ha aseverado que «hasta hace poco tiempo no habiá plazas llenas de españoles orgullosos de ondear su bandera» porque ha culpado a la izquierda y a los medios de comunicación de haber tratado de que los españoles estén «acomplejados de su sentimiento patriótico. «Han tratado de que nos avergoncemos de la historia, daba igual de que se tratase, todo era motivo de oprobio», ha incidido.

   Por ello ha considerado «importante» ver ondear la bandera de España, o la de la Cruz de San Andrés o la de «los Reyes Católicos», porque considera que Vox no solo está en esta campaña pensando en las elecciones autonómicas, ni siquiera en «poner una piedra para que otros lleguen al Gobierno de España», sino para «volver a levantar la bandera de nuestra patria arrojada al suelo».

   Abascal ha aseverado que en los últimos años «las cosas han ido mal» en Castilla y León con el Partido Popular, pero ha advertido de que a partir del domingo podrían ir «peor» si pueden «gobernar los socialistas, los comunistas y los que han apostado por el localismo».

   Para evitarlo ha llamado a los castellanoleoneses a una «gran movilización» para acudir «todos a votar» el día 13 y «llenar las urnas de paepeletas rojigualdas» por parte de todos los que se sienten «orgullosos de nuestra patria».

   Así, ha incidido en que, tras el resultado que dejen las urnas a partir del lunes no pactarán «ni con comunistas ni con terroristas». De hecho, ha apostillado, en referencia a unas declaraciones de un candidato del PSOE por Burgos relativas a que habría que pensar en «perdonar a ETA», que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, «ya no solo vendería a su padre» sino «a sus muertos» con tal de «mantener el poder».

640345.1.260.149.20220211211657
Vídeo de la noticia

Fuente: Europa Press