Liberbank acumula una subida del 7,5% en sus acciones en las dos últimas sesiones de Bolsa. El miércoles se disparó un 5,5% tras publicarse en varios medios que Abanca preparaba una nueva opa sobre Liberbank y ayer se elevó otro 1,62%. El banco asturiano cerró el martes a 0,40 euros y ayer lo hizo a 0,43 euros. Abanca intentó, sin éxito, comprar Liberbank el pasado 22 de febrero, cuando Unicaja llevaba meses negociando una opa con la entidad asturiana, que tampoco llegó a buen puerto.

Fuentes cercanas a la alta dirección de Abanca aseguran que las informaciones falsas filtradas son las supuestas negociaciones ya que desde febrero pasado, “no hay, ni ha habido, ninguna negociación con Liberbank para realizar ninguna operación”.

Estas fuentes creen que estas subidas “se deben a informaciones falsas” y consideran que el principal beneficiado es un accionista de Liberbank, el fondo de capital riesgo Oceanwood. Según la entidad gallega, Oceanwood, que controla un 16,7% del capital de Liberbank, tiene la mitad de esta participación apalancadas (compradas a crédito) con un acuerdo con un banco de inversión internacional. De esta forma, si los títulos de Liberbank pierden valor, Oceanwood está obligado a poner más garantías en la entidad con la que tienen el acuerdo.

En Abanca también sostienen que Oceanwood utiliza la otra mitad de las acciones de Liberbank como posiciones en corto por lo que se beneficia de los altibajos de la cotización. La entidad gallega también mostró su extrañeza por el hecho de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) no haya estudiado las razones que pueden estar detrás de estos movimientos que consideran especulativos.

MÁS INFORMACIÓN

Las relaciones entre Liberbank y Abanca se remontan a febrero cuando el segundo banco irrumpió con virulencia en el proceso de fusión entre Unicaja y Liberbank. La entidad gallega emitió un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en la que confirmó las negociaciones con accionistas de Liberbank y que dijo tener «el firme interés en promover una operación corporativa». El precio ofrecido fue de 0,56 euros por acción, que suponía una prima del 42% sobre el cierre de los títulos de Liberbank del día anterior. Sin embargo, Liberbank subió un 19,9% en Bolsa, lo que redujo a la mitad este premio.

El intento de compra de Liberbank por parte de Abanca pasará a la historia por la complejidad del proceso. Fuentes de Abanca comentaron tras el fracaso de la operación que su intención no fue hacer un opa y mucho menos una opa hostil. En su opinión, no siguieron el procedimiento formal de una oferta pública de adquisición porque exige algunos pasos —como realizar una oferta formal al consejo—, que hubieran interferido en la operación de fusión entre Liberbank y Unicaja.

Desde la entidad gallega mantuvieron que hace casi tres meses se acercaron a los principales accionistas de Liberbank con discreción y confidencialidad, prueba de su buena fe. Apuntaron que continuaron adelante en la redacción de la oferta tras comprobar la receptividad. «Ni fue una opa ni quisimos que fuera hostil», señalaron. Incluso recordaron que establecieron unas normas para que, salvo que en los libros aparecieran grandes sorpresas, el precio de 0,56 euros por acción no se pudiera rebajar. Todo aquello acabó, aunque los conflictos entre los accionistas de ambos bancos siguen muy vivos.

Fuente: El País